Consumo sostenible

(NO) Dejando Huella

Antonio Jiménez
1/10/2021

Hola Verdólogo, tras la presentación en sociedad de nuestra página nos hemos tomado un descansillo para el verano, pero volvemos con las pilas cargadas (de energía solar, claro).

¿Qué no has visto la presentación? Pues pincha en este enlace: https://www.facebook.com/Cadig2021/videos/504944393892063/

¿Sabes qué es la huella ambiental? Es un modo de conocer o medir el impacto ambiental de un producto a lo largo de su vida. Habrás oído hablar de la huella de carbono, esto es, la cantidad de CO2que se desprende a la atmósfera para que podamos tener cualquier objeto, considerando que tendrá una vida útil y un retiro.

Pues también podemos hablar de la huella ambiental que dejamos los homo sapiens, lo que consumimos casi sin darnos cuenta.

Aquí os dejamos un par de consejos esenciales para que esta huella sea algo más pequeña, no te preocupes si no puedes reducir mucho: si reduces algo, ya es bueno.

1. Usa energía Renovable

Las energías renovables son fuentes de energía inagotables. A diferencia de ellas, los combustibles fósiles (gas, carbón, petróleo) tienen un stock en nuestro planeta y tardan millones de años en generarse, además de que su consumo no es limpio, todo lo contrario.

El famoso precio de la luz está también muy influenciado por este concepto, ya que las energías renovables son más baratas y su empleo hace que la factura de la luz sea más delgadita.

¡Pero yo no puedo instalar placas fotovoltaicas donde vivo! Bueno, pero puedes contratar a suministradores de energías que apuesten por la energía solar, eólica  o hidráulica como sus fuentes de energía.

Por otro lado es posible que tu coche admita biodiesel, o la caldera de tu edificio biogás… Infórmate.

2. Ahorra agua

El agua es uno de los recursos más necesarios para la vida, dependemos de ella en muchos aspectos. Aunque es una fuente de energía limpia, esto no quiere decir que sea inagotable.

El agua para consumo en nuestra sociedad está a un giro de grifo de distancia, no tenemos más que abrirlo para que nos llegue fresca y limpia, lista para beber, cocinar, asearnos y cuidar de nuestro huerto.

Pero no en todos los lugares es así, casi un cuarto de la población mundial, dos mil millones de personas, no tienen acceso a agua potable.

¿Cómo podemos reducir nuestro consumo? Hay muchas pequeñas acciones que nos ayudaran:

- Instalar economizadores de agua en los grifos y botones de doble descarga en los inodoros.

- Cierra el grifo mientras te enjabonas en la ducha (no llenes la bañera, en las pelis mola pero no es ecosostenible) o te lavas los dientes.

- Recoge el agua que sale aún fría cuando necesitas agua caliente para poder reutilizarla luego en la limpieza dela casa o riego.

- Llena la lavadora y el lavavajillas, no emplees los programas de media carga.

- Si dispones de espacio, ten un bidón que recoja agua de lluvia, es genial para regar las plantas (cuando no llueva).

 

¿Qué te han parecido? Seguro que la mayoría de consejos los conocías pero muchas veces nos quedamos sin dar ese paso (sin huella) hacia la sostenibilidad.

 

Descárgalo ahora

Oops! Revisa los datos y vuelve a intentarlo.

Últimos artículos añadidos